Aura-Soma

Aura-Soma® Sistema de Cuidado del Colorrosa de color

 La palabra Aura significa “luz”, y Soma en griego se traduce como “cuerpo”, en arameo como “ser” y en  sánscrito como “energías vivas”. Así que Aura-Soma se podría traducir como “cuerpo de luz”, como un sistema que nos permite conocernos mejor en todo lo sutil, lo intangible de nosotros mismos.

El color es la llave para este conocernos y reconocernos. Intuitivamente elegimos los colores que nos rodean,los que queremos vestir cada día, los que preferimos para los distintos ambientes de nuestra casa.

Nadie sabe mejor que uno mismo el beneficio que cada color le aporta. Si alguien elige por ti, decide por ti, no es lo mismo, ya no te sientes igual que si te pones los colores que en ese momento te pide el cuerpo. (Si me lee alguien con niños pequeños entenderán esas pequeñas batallas mañaneras cuando el adulto ha elegido el conjunto adecuado para el día y la actividad, pero el pequeño insiste en otros colores…)

Si vamos más allá de la intuición y aprendemos el significado de cada color, podemos hacer consciente esa información intuitiva que nuestro ser, nuestro cuerpo de luz, maneja.

Cuerpo de Luz, suena muy bonito pero es fácil que, de tan etéreo, se nos escape  de qué estamos hablando. Lo que sentimos, lo que pensamos y lo que somos como conciencias individuales vivas y en continua evolución es lo que forma nuestro cuerpo de luz. Cuanto más en contacto estamos con lo que sentimos y lo que pensamos y con quien somos, más coherente se vuelve nuestra vida. Algo que me gustó desde el primer momento en el lenguaje del color es que permite integrar lo paradójico, que en la información de cada color también existe la polaridad, dos extremos y un punto de equilibrio entre ambos.

Las botellas de Equilibrium, un total de 111 combinaciones distintas, forman un sistema que nos permite acceder a información de nosotros mismos, mediante un código ya establecido que lleva 30 años creciendo y haciéndose mas rico, gracias a las aportaciones de todas las personas que trabajan con él a nivel mundial.

Aun así, el sistema de consultas no ha cambiado, la persona que viene a consulta se pone frente a las botellas y elige… lo que le atrae o le llama la atención o le pide el cuerpo en ese momento.

Luego el consultor ayuda a descifrar ese código de color, explicando, haciendo preguntas, sacando la matriz numérica, mirando donde están situadas en el árbol de la vida… Todo para que la persona se pueda reconocer en sus emociones, en su forma de pensar y de ser; Que vea con más claridad donde están sus fortalezas, qué retos tiene en su vida en ese momento, como los está trabajando y hacia dónde va.

Su cuerpo de luz se ha puesto frente a un espejo de colores para poder mostrar lo que es más relevante en ese momento, para hacer consciente una información que en lo más sutil ya sabemos, ya intuimos, pero que aun está sin palabras, como cuando se nos queda algo en la punta de la lengua… sabemos que lo sabemos pero se nos escapa… aun no lo hemos anclado a nuestro cuerpo físico. El utilizar las botellas de Equilibrium hace que toda esta información se pueda anclar en el cuerpo físico y esté mas disponible para que la podamos utilizar en nuestro día a día. ¿Que botella? De nuevo, cada uno elige por si mismo, es la mejor elección, si alguien decide por ti ya no es lo mismo. El consultor recomienda pero cada persona sabe lo que es más importante en ese momento en su vida.