El Árbol de la Vida

flor y cosmos

El árbol de la vida es una estructura geométrica compuesta por 10 esferas y 22 caminos que proviene de la semilla de la vida y la flor de la vida.

semilla de la vida

 Símbolos de los que parte la geometría sagrada y que se han encontrado grabados en templos de la antigüedad de distintas culturas y en todo el planeta.

Dentro de este dibujo se pueden encontrar todos los bloques de construcción del universo.
La tradición judía es la que más ha estudiado el árbol de la vida, aunque esta información ya se encontraba en Egipto antes de que el pueblo hebreo fuera guiado por Moisés para salir de la tierra de los faraones hacia la tierra prometida.

 

grabado en piedra

 

 

 Leonardo Da Vincci también tiene, en sus cuadernos menos conocidos (The Unknown Leonardo, ed. Ladislas Reti NY1990) todo un estudio sobre la flor de la vida, sus ángulos y proporciones, que luego aplicaba a sus inventos.

 

flor de la vida

Tanto la flor como la semilla de la vida son formas geométricas perfectas, en cambio el árbol de la vida es una estructura geométrica incompleta, lo que la convierte en un fractal: es decir, una geometría incompleta mediante la que la vida puede expresarse y crecer para convertirse en un sistema más complejo.

 

 

flor y arbol de la vida

Por lo tanto el árbol de la vida, si lo vemos y utilizamos como un mapa, nos va a dar mucha información sobre nosotros mismos. No toda la información, porque su estructura nos permite elegir y crecer utilizando nuestro propio criterio.

 Cada uno vamos disfrutando del paisaje y colorido de nuestra propia vida aunque el mapa sea el mismo para todos.

 Algo que me gusta mucho del árbol es que nos permite entender que nuestras vidas y su desarrollo requieren de 10 aprendizajes que tienen un orden y que nos dan un determinado nivel de madurez.

 Por poner un ejemplo de esto, la esfera de Tifferet, justo en el centro del árbol, tiene que ver con la armonía, la búsqueda de armonía en nuestras vidas. Todos necesitamos de esa armonía, pero dicha búsqueda va a ser muy distinta en la vida de un artista, alojándole en su obra creativa, que en el día a día de unos padres cuidando de sus hijos o que en la vida de personas que habiten en una zona conflictiva.

 En el recorrido del árbol vemos como nacemos (somos semillas) dentro de un grupo, familia, localidad, país, cultura, que nos da una referencia externa a nosotros. En nuestro proceso de crecimiento nos vamos convirtiendo en individuos únicos, descubriendo quienes somos y cómo somos, para poder volver a integrarnos en dicho grupo, esta vez aportando todo eso que hemos descubierto de nosotros que nos hace verdaderos y que nos permite ofrecer lo mejor de nosotros mismos en cada momento y situación.

 

 

el arbol tridimensional

el arbol tridimensional

 

arbol tridimensional